1 Semana con Power Point 2007

Office siempre ha sido mi producto preferiro de Microsoft (me temo que no tengo una XBOX) Llevo una semana usando Microsoft Office 2007. En concreto, y debido a una serie de propuestas y presentaciones que he tenido que hacer en mi trabajo, he tenido que emplear principalmente Power Point 2007. Aquí tenéis mi análisis del producto y mi recomendación de actualizaros a OFFICE 2007.

CONTRAS:

  • Incompatibilidad de Smartart con Office 2003. Se puede guardar, pero no editar.
  • Cuesta adaptarse a la nueva barra de herramientas.
  • No se puede usar la "brocha" de copiar formato entre elementos de SmartArt. Lo veo una tontería teniendo en cuenta de que sí se puede cambiar el formato de estos elementos.
  • Nueva extensión de archivo distinta a la habitual

PROS:

  • Smartobjects -> conjunto de formas agrupados en listas, procesos, etc… Se pueden conseguir presentaciones profesionales
  • Mejora en tablas: como en Word. Al añadir columnas no se agranda la tabla.
  • Trabajando con Sharepoint, al abrir una presentación hay que pulsar un botón para poderla editar.
  • Simplicidad para añadir animaciones
  • El copy&paste por fin tiene sentido. Se copia el formato de lo que pegues. Antes te machacaba ese formato y te aplicaba el formato del patrón de la presentación.
  • Formato de formas e imágenes integrado en la barra de herramientas. Muy intuitiva.
  • Solventado problema, que al menos yo tenía, al hacer botón derecho ENVIAR a un archivo del escritorio. Una vez en el Outlook, al pulsar el botón enviar, este no funcionaba
  • Formas recientes: formas que se han empleado más. Muy útil si siempre sueles usar los mismos objetos
  • Poder guardar con formatos anteriores, así como editar dichos documentos y guardar compatibilidad


CONCLUSIÓN
:

Mi valoración final es positiva, y creo que si ya usas una versión anterior de Microsoft Office, y tu máquina lo soporta, cambiate a Office 2007.

» Página Oficial de Microsoft Office 2007
>> Requisitos mínimos

Autor: Janmi

Janmi es un informático entusiasta de la ciencia ficción, el diseño gráfico, el universo de Tolkien, fantasía épica y otras cosas frikis. Apasionado por la tecnología, ya sea desde el punto de visto técnico, domótico, funcional o de diseño.