Desagradable de hablar, gustoso de realizar

[NOTICIA ESCATOLÓGICA] En el mundo hay muchas cosas que por causas culturales o tabues sociales, son desagradables de hablar. No obstante, son bastante gustosas y placenteras de realizar. Aquí tenéis un pequeño listado:

  • Sacarse los mocos: hay mocos que como telas de araña, se enredan en nuestras narices llegando hasta el mismísimo cerebelo. La extracción de uno de estos seres es algo súmamente aliviante y placentero.

  • Orinar. La contención de la orina (también llamada pis o meado) es algo que puede ser doloroso e incluso mortal. Hay pocas cosas más aliviantes que desahogar una vegiga a punto de explotar, cual bomba de relojería.

  • Defecar. Se aplica de la misma forma que en el caso del orín, pero incluso más doloroso por la intervención estomacal.

  • Sexo Anal. No lo he probado, pero si hay tantas personas que lo practican: hombres y mujeres, será por algo.

  • Escupir. Existen casos en los que las conocidas flemas ocupan nuestra garganta o tráquea impidiéndonos hablar bien. Es el momento de echar un buen escupitajo en una zona controlada.

  • Vomitar. A veces es molesto el hecho de vomitar, pero la sensación final, suele ser agradable, y te quedas mejor de cómo estabas. Está claro que el organismo te hace vomitar por algo…

  • Pelusillas. Quitarse las pelusillas de los pies es algo agradable. Tiempo atrás me enseñaron distintos nombres para estas cosas como por ejemplo "Chamusqueso".

  • Peer. No me refiero al término anglosajón, sino al verbo aceptado por la RAE que conlleva expulsar una ventosidad. Es más, a muchas personas les puede ocurrir, que a buena mañana se conviertan en músicos, invocando a las trompetas de plata de Gondor con unos pedos trompeteros impresionantes.

  • Sudar. No es bonito ver a alguien con los cercos de sudor en la camisa en la zona de las axilas pero ¿no es agradable sudar? Como la mayoría de la gente sabe, la sudoración es un mecanismo del organismo para refijerar el cuerpo. Vamos, el equivalente a los ventiladores que tiene un ordenador. Es agradable esto de sudar y refrescarse de forma natural.

Podéis llamarme guarro o guarrete por hablar de estas cosas, pero en el fondo de vuestros corazones estoy seguro que admitís que algunas de estas cosas son ciertas 😉

Autor: Janmi

Janmi es un informático entusiasta de la ciencia ficción, el diseño gráfico, el universo de Tolkien, fantasía épica y otras cosas frikis. Apasionado por la tecnología, ya sea desde el punto de visto técnico, domótico, funcional o de diseño.