«¡No puedes pasar!» Versión padre enfurecido en la playa

«¡No puedes pasar!» Versión padre enfurecido en la playa

Este padre, enfurecido de ver cómo conducían un coche por la orilla de la playa, ni corto ni perezoso ataca con una gran piedra al coche para escarmentarlo. Hubiera estado bien que gritara: ¡no puedes pasar!