¿Eres realmente Mallorquín?

Me han enviado al correo este listado de condiciones para ser un mallorquín de verdad. Tengo sangre de mallorquín en las venas, aunque me temo que no cumplo casi ninguna de estas premisas (para bien o para mal). Añadiría algunas más como los problemas para diferenciar el uso de «ser/estar». He oído frases como «Somos…