El Hacedor de Universos (Philip José Farmer)

Robert Wolff encuentra un cuerno extraño en una casa deshabitada: la llave que habrá de fran­quearle un universo alucinante, distinto. Un soplo en el cuerno le abrirá la puerta del espacio-tiempo y le permitirá entrar en un cosmos de dimensiones y leyes desconocidas. Ese otro universo es una conjunción de mundos escalonados uno encima de…

Citas de Un Guijarro en el Cielo

Mientras nos traten como parias, encontrará en nosotros las características que objeta.

 

Un traidor en nuestras filas, conocido por nosotros, puede causar al enemigo un perjuicio mayor que el beneficio que podría brindarnos un hombre leal.

 

Los hombres que participan en un complot no pueden correr riesgos cuando uno de los principales conspiradores está en manos del enemigo cuarenta y ocho horas antes de un ataque.

 

– ¿Y qué estoy pensando yo?

– Que aunque yo pudiera ver claramente la mente de un hombre, no necesariamente diré la verdad sobre lo que veo.

 

Sus ojos eran universos oscuros, húmedos y empañados. Por un instante se perdió en ellos: eran pequeños estuches de metal que devoraban los años luz mientras ingresaban en el hiperespacio en trayectorias mortíferas calculadas. Pronto llegarían a su destino, penetrarían en atmósferas, estallarían en invisibles y fatídicas lluvias de virus.

 

Citas de Isaac Asimov de la novela «Un Guijarro en el Espacio» de la trilogía/ tríptico del Imperio.

Me encanta la última cita, que es una de las descripciones más poéticas que ha hecho Asimov sobre una mujer (una chica llamada Pola). […]sus ojos eran universos oscuros, húmedos y empañados […] ¡Qué frase!