Citas de Apocalipsis Z: La Ira de los Justos

apocalipsis z 3 - la ira de los justos

Para tomar una decisión drástica, una persona tiene que haber llegado a un punto en el cual no vea más alternativa

Sin duda, mi ángel de la guarda se había ganado una paga extra

Si no puedes hacer algo de buenas maneras, prueba con la fuerza bruta

Citas de la novela de zombies «Apocalipsis Z: La Ira de los Justos» de Manel Loureiro

Citas de El Nombre del Viento – parte 2

El Nombre del Viento

Portada de El Nombre del Viento

Careces de la fortaleza testicular necesaria para estudiar conmigo.

La diplomacia es algo imprescindible para los artistas itinerantes, y un aspecto muy importante de la diplomacia es la observación de los títulos y los rangos.

La etiqueta es un puñado de normas que la gente utiliza para poder ser grosera en público con los demás.

Un momento en la mente equivale a nueve del fuego.

Todos los cuentos tienen unas profundas raíces en la realidad.

Existe una clase de camaradería que sólo se da entre los hombres que han peleado contra los mismos enemigos o que han conocido a las mismas mujeres.

No hay nada como la certeza de tu propia muerte como para dejarte baldada.

Las palabras son sombras de nombres olvidados.

Las palabras pueden hacer prender el fuego en la mente de los hombres.

Juro por el cielo nocturno y por la luz de la luna que si perjudicas a mi maestro, te abriré en canal y saltaré en tus entrañas como un niño en un charco. Encordaré un violín con tus tripas y te haré tocarlo mientras bailo.

Citas de «El Nombre del Viento» de Patrick Rothfuss. He divido las citas en dos entradas debido al gran número existente. ¡Son citas muy buenas!

Citas de Un Mundo Feliz


Un Mundo Feliz (Aldous Huxley)

Un Mundo Feliz (Aldous Huxley)

Citó la divisa planetaria: Comunidad, Identidad, Estabilidad

Todo condicionamiento tiende a esto: a lograr que la gente ame su inevitable destino social

cuando no se está acostumbrado a la Historia, la mayoría de los hechos del pasado parecen increíbles

Los que se sienten despreciados procuran aparecer despectivos

no hay estabilidad social sin estabilidad individual

el ronroneo más grave de los cohetes aéreos que pasaban veloces, invisibles, a través del cielo brillante, era como una caricia en el aire suave

cuanto mayores son los talentos de un hombre más grande es su poder de corromper a los demás

Todo crío pasa dos mañanas cada semana en un Hospital de Moribundos. En estos hospitales encuentran los mejores juguetes, y se les obsequia con helado de chocolate los días que hay defunción. Así aprenden a aceptar la muerte como algo completamente corriente

La felicidad real siempre aparece escuálida por comparación con ls compensaciones que ofrece la desdicha

– La población óptima es la que se parece a los icebergs: ocho novenas partes por debajo de la línea de flotación, y una novena parte por encima

La felicidad es un patrón muy duro, especialmente la felicidad de los demás. Un patrón mucho más severo, si uno no ha sido condicionado para aceptarla, que la verdad

Una civilización no puede ser duradera sin gran cantidad de vicios agradables

Citas de la novela «Un Mundo Feliz» (A Brave New World) del autor Aldous Huxley

Citas de Caballo de Troya Jerusalén

Seguían en el fondo de la bolsa, cubiertos por las minitoallas verdes que yo suelo «tomar prestadas» en los hoteles donde acierto a cobijarme y que, siguiendo la costumbre de mi maestro y compadre Fernando Múgica, suelo utilizar para evitar los choques y roces entre cámaras y objetivos

¿es que aún no has comprendido que ningún profeta es recibido en su pueblo y que ningún médico cura a los que le conocen?

El mundo no es digno de aquel que se encuentra a si mismo…

la verdadera sabiduría sólo puede nacer en el corazón que ha llegado a ser como el polvo

El padre puede ver la inmadurez del hijo por medio de su propia madurez: la experiencia más madura del viejo

El «refrigerio» que habían empezado a servir los esclavos constaba, entre otras «minucias», de erizos de mar y ostras traídas expresamente desde los criaderos artificiales del lago Lucrina; de pollas cebadas y engrasadas sobre empanadas de ostras y otros mariscos como os llamados por Poncio «bellotas de mar» (negras y blancas)

¿hubiera aprobado el Hijo del Hombre la intricada maraña de leyes, normas y códigos que han regido y siguen rigiendo los destinos de las iglesias y que, en el fondo, no son otra cosa que una asfixiante burocracia secular, agazapada bajo pretextos espirituales y sagrados más o menos claros?

le golpeó en pleno rostro, derribándole y dejándole como muerto. (Aquella reacción encajaba, desde luego, en la violencia que, en ocasiones, estallaba en los grandes tímidos. Y el Iscariote lo era.)

Citas del libro «Caballo de Troya I: Jerusalén» de J.J. Benínez.