Confundir personas

¿Nunca habéis confundido a alguien por la calle?

A mi me ha pasado unas cuantas veces. Ayer concretamente confundí a una pobre señora que sacaba al perro con una vecina mía. Lo peor de todo es que cuanto más me acercaba a ella, más se parecía a una versión envejecida de mi vecina.

La experiencia me ha entrenado para no saludar hasta estar totalmente seguro. Eso sí, la cara de tonto al cancelar la cara de reconocimiento no te la quita nadie.

Autor: Janmi

Janmi es un informático entusiasta de la ciencia ficción, el diseño gráfico, el universo de Tolkien, fantasía épica y otras cosas frikis. Apasionado por la tecnología, ya sea desde el punto de visto técnico, domótico, funcional o de diseño.