Citas de El País del Fin del Mundo

Después de todo, no dejar que tu jefe sepa qué demonios haces durante todo el día siempre ha sido, es y será un principio básico de las relaciones laborales.

Si todavía no lo has intentado ¿cómo sabes que no puede hacerse?

El cuenco contenía montones de vitaminas, proteínas de alto valor nutritivo y grasas esenciales.  ¿Ven cómo no ha sido necesario hablar de cositas que se retorcían?

Los creadores no son dioses. Dan forma a los sitios, lo que no es nada fácil. Son los hombres quienes dan forma a los dioses, lo que explica muchas cosas.

Cuando un mago tiene que enfrentarse al concepto de traje de baño, enseguida empieza a ponerse nervioso.

[SOBRE LA EVOLUCIÓN]
Esos bichitos que siempre están lanzándose al vacío desde lo alto de los acantilados, ya sabe. ¿Cuántos lemmings se han convertido en pájaros durante la caída, eh? ¿Eh?

Morir es una cosa que sólo ocurre una vez, pero huir es para siempre.

Dioses y mujeres mortales, ya saben… De vez en cuando oyes unas historias.

A su manera el arroz era muy nutritivo, pero básicamente sólo se cultivaba en aquellos lugares donde las patatas habrían acabado flotando en la superficie.

Oigan, si no hundimos nuestras diferencias en los abismos del olvido, ellas nos hundirán en las simas oceánicas

Sí, odiaba la idea de las armas. Hicieras lo que hicieras con ellas, siempre acababan complicando la situación. Pero impresionaban a la gente.

[RINCEWIND]
Soy capaz de subir a un barco en calidad de polizón, vomitar, ser descubierto y arrojado por la borda, mantenerme a flote durante dos días agarrándome a un barril viejo mientras me alimento de plancton (usando la barba como cedazo, ojo), atravesar cautelosamente los traicioneros arrecifes de coral que rodean a un atolón y sobrevivir en él comiendo ñames.

¡Cuando llegue el momento de dejar de vivir, te aseguro que la muerte será mi opción número uno!

Citas de la novela de Terry Prachett “El País del Fin del Mundo” (The Last Continent).

Dios de la Programación

No haré nada por lo que el dios de la Programación no me deje entrar en su cielo

Janmi, adaptando la frase de la película Blade Runner “No haré nada por lo que el dios de la biomecánica no me deje entrar en su cielo.” dicha por  Roy Batty