Citas de Lores y Damas

Yaya Ceravieja

Otras teorías sobre el primer comienzo recurren a dioses que crearon el universo a partir de las costillas, las entrañas o los testículos de su padre

El hierro era hierro y el fuego era fuego y si empiezas a ponerte metafísico , en el momento menos pensado descubrirás que estás rascando tu pulgar de la parte plana del martillo

…valles tan profundos que hay que tender cañerías para que les llegue un poco de sol

Podías encontrar cualquier cosa dentro del bolsillo de un mago: guisantes, criaturas irracionales provistas de patas, pequeños universos experimentales, absolutamente cualquier cosa…

La realeza es muy extraña […] Al principio tienes a una chica con un trasero como dos cerdos envueltos en una manta y la cabeza llena de pájaros y entonces a y se casa con un rey, un príncipe o lo que sea, y de pronto pasa a ser una radiante princesa real como es debido

No apruebo eso de tontear con lo oculto. En cuanto empiezas a tontear con lo oculto empiezas a creer en espíritus, y cuando empiezas a creer en espíritus empiezas a creer en demonios, y antes de que te des cuenta ya estás creyendo en dioses.

El paisaje ensancha la mente. Aquel paisaje te la ensanchaba porque hacía que tu mente se te saliera por las orejas como si se hubiera convertido en un plato de gachas.

Cuando eres un corcho que flota en el río de la conciencia de otro, lo único que puedes hacer es dejarte llevar por la corriente y temblar en los remolinos.

Miró debajo de su cama por si acaso había un hombre allí. Siempre puedes tener un golpe de suerte inesperado, ¿no?

Somos como ratones diciendo: “Tú dirás lo que quieras, pero los gatos tienen auténtico estilo”

Si los gatos parecieran ranas, enseguida nos daríamos cuenta de lo desagradables y crueles que son esos pequeños bastardos.

Lo que tienen las palabras es que los significados pueden retorcerse como una serpiente, y si quieres encontrar serpientes, entonces búscalas detrás de palabras que han cambiado de significado

– No se puede cruzar el mismo río dos veces
– ¿Por qué no? Eso de ahí es un puente

Ahora soy el mago que está arriba de todo. Me basta con dar una orden y un millar de magos me… eh… desobedecerían