Apple ya coqueteó con los Smartwatches en 2010 #smartwatches

ipod nano 6 gen

En el año 2010, Apple lanzó el iPod Nano (6ª generación). Esta versión del popular reproductor de música se caracterizaba por un cambio radical en el habitual tamaño rectangular por uno más pequeño y cuadrado.

La idea de Apple seguía siendo la de que iPod Nano fuera un reproductor de música, especialmente orientado a deportistas debido a su reducido tamaño. No obstante, dada su forma tamaño y el hecho de que fuera 100% táctil (sin rueda física) pronto empezaron a salir en el mercado pulseras y fundas de terceros que hacían encajar el iPod Nano de sexta generación en una pulsera de reloj.

Dadas las características del dispositivo, todas las aplicaciones incluidas eran propias y no tenían dependencia del teléfono: música, watchfaces, Nike Running, etc…

La pantalla capacitiva era de 1,54″ de 240×240 píxeles.

Ciertamente, estas características eran más propias de un Smartwatch de hoy en día que de un reproductor de música:

  • Tamaño reducido
  • Forma cuadrada
  • Posibilidad de incrustarlo en una fuda / pulsera de reloj
  • Watchfaces: distintas carátulas de reloj
  • APPs internas

El nuevo Apple Watch presentado en la Keynote del 09/09/2014 guarda un lejano parecido con este reproductor. Todo y que el sistema operativo de dicho Smartwatch es totalmente distinto y está adaptado al concepto de reloj inteligente, estoy seguro que la empresa de la Manzana aprovechó parte de su experiencia con el iPod Nano de 6ª generación.

Hoy en día, tanto los Smartwatches con Android Wear como el futuro Apple Watch (2015) tendrían que aprender algunas lecciones del iPod Nano 6G como la independencia del teléfono, batería y reproducción de música almacenada en el propio dispositivo.

¿Creéis que es un acierto el nuevo Apple Watch? ¿Tendrá éxito este nuevo Smartwatch?

Autor: Janmi

Janmi es un informático entusiasta de la ciencia ficción, el diseño gráfico, el universo de Tolkien, fantasía épica y otras cosas frikis. Apasionado por la tecnología, ya sea desde el punto de visto técnico, domótico, funcional o de diseño.