Botón de inicio en Windows 8

boton de inicio en windows 8

Windows 8 no incorpora el famoso botón de «Inicio» que lleva apareciendo en las distintas versiones del sistema operativo desde Windows 95. ¿Por qué lo eliminaron? La razón pasa por el nuevo «Panel de Inicio», que a semejanza de las versiones de smartphone y tablet, supuestamente brinda a los usuarios de todas las aplicaciones y herramientas que necesitan dando a la aplicación «Escritorio» menos relevancia. Aquí tenéis la explicación de Microsoft: windows.microsoft.com – Windows 8 where is start menu?

No obstante, para quienes estemos acostumbrados a dicho botón y usemos de forma activa el «Escritorio», echaremos en falta ese botón como agua en tiempos de sequía.

¿Cómo podemos volver a añadir el botón Inicio en Windows 8?

No existe ningún truco para que vuelva a aparecer, porque sencillamente no existe con las versiones y service packs actuales (17/10/13) de Windows 8. Será necesario que añadamos un programa de terceros, que se comportará exactamente igual que el botón de inicio de, por ejemplo, Windows 7.

Mi recomendación es el botón de inicio Start8 (de Stardock). Incluye muchas opciones de personalización, es fluido, gratuito, eficiente, y tendremos la sensación de que se trata del propio botón que venía con el Sistema Operativo. El icono del botón es personalizable.

Basta con que lo descarguéis e instaléis desde la siguiente ubicación:

 stardock.com- start8

Aquí tenéis un vídeo de su funcionamiento:

Existen otras alternativas a Start8 con las que podréis «restaurar» el botón de inicio de Windows:

iobit.com – iobitstartmenu8 [recomendado]

pokki.com – windows 8 start menu [recomendado]

classicshell.net

windows8startbutton.com

Tenéis una lista completa de reemplazos para el botón de menú de inicio en la Wikipedia:

en.wikipedia.org – List of Start Menu replacements for Windows 8

Autor: Janmi

Janmi es un informático entusiasta de la ciencia ficción, el diseño gráfico, el universo de Tolkien, fantasía épica y otras cosas frikis. Apasionado por la tecnología, ya sea desde el punto de visto técnico, domótico, funcional o de diseño.