Cómo encontrarte a ti mismo

be yourself, originalmente cargada por pinkorchid_too.

Me gustaría abrir esta reflexión  personal con una cita de Sigmund Freud:

Si aspiras a encontrarte a ti mismo, no te mires al espejo, porque allí encontrarás solamente una sombra, un extraño…

¿Por qué nos gustaría encontrarnos a nosotros mismos?

En algún punto de nuestras vidas lo ponemos todo en duda. Dudamos incluso de quiénes o qué somos en dicho momento. La duda nos incita a cuestionarnos si realmente estamos contentos con nuestras vidas y si éstas nos encaminan al futuro deseado.

Nuestras vidas cambian constantemente, así como nosotros mismos. Algunas veces son por eventos que controlamos y otras, como es ley de vida, por acontecimientos a los que no tenemos opción de abrir o cerrar la puerta. Estos hechos pueden incitarnos a abrir los ojos y hacernos ver  que hemos cambiado, que no somos la misma persona que nuestro ” yo” de hace unos meses o años.

¿Por qué nos gustaría a encontrarnos a nosotros mismos? Sencillamente porque ese extraño que nos devuelve el reflejo del espejo al mirar no es la imagen de uno mismo con la que nos gusta vivir.

¿Cómo encontrarte a ti mismo?

La vida no trata sobre encontrarte a ti mismo. La vida trata sobre crearte a ti mismo.

George Bernard Shaw

Esta cita es una respuesta contundente a la cuestión que estoy abordando en esta reflexión personal. Como ya he dicho, nuestras vidas se encuentran en un constante devenir. Esto es así lo queramos admitir o no. Hasta la persona que mejor conozcamos va cambiando con el transcurso de la vida. Las experiencias y nuestro entorno condicionan en cierta forma nuestra forma de ser. ¡Uno se hace a sí mismo!

Conocerte a ti mismo puede ser la clave para poder encontrarte. ¿Por qué no haces todas esas cosas que te gustaría hacer? La vida sólo puede vivirse una vez así que no te reprimas y haz aquello que te haga feliz (a poder ser sin truncar la felicidad de los demás por favor).

Yo no me encuentro a mí mismo cuando más me busco. Me encuentro por sorpresa cuando menos lo espero.

Michel Eyquem de Montaigne (1533-1592) Escritor y filósofo francés.

Esta cita tiene mucha relevancia para mí por varios motivos:

1)    Por un lado, durante un tiempo yo mismo padecí una etapa en la que necesitaba encontrarme a mí mismo. Un cambio de residencia y entorno promovieron que en cierta forma perdiera mi identidad.

Terminé encontrándome a mí mismo sin buscarme. Mis amistades, mis lecturas, mis estudios mis aficiones, mis acciones y mis experiencias determinaron lo que soy. Me fui dando cuenta sobre la marcha, según me iba conociendo más a mí mismo.

2)    Por otro lado, cierta persona de mi entorno más cercano decidió alejarse de mí en busca de su felicidad influenciada por la búsqueda de sí misma. Dicha persona quería encontrarse a sí misma, volver a ser la imagen pasada que tenía de ella misma y le llenaba de felicidad. Esa fue su decisión, y el tiempo le hará arrepentirse o no. Lo que está claro es que hizo bien en hacerlo ya que uno no puede dudar de sí mismo y vivir en una mentira. La hipocresía se evapora en cuanto nos miramos al espejo y sólo vemos nuestra alma desnuda.

Espero no haberos aburrido mucho con esta  meditación  si es que habéis llegado leyendo hasta aquí. ¿Qué queréis encontraros a vosotros mismos? ¡Empezad por conoceos mejor! ¿Realmente es necesario volver al pasado? ¡No dejéis de hacer lo que os llena de felicidad por vuestro pasado y sed vosotros mismos!

Si bien no tiene una relación exacta con este tema, el libro «Déjame que te Cuente» expone muchas situaciones y parábolas con las que podemos llegar a entendernos mejor a nosotros mismos:

» Déjame que te cuente (Jorge Bucay)

Por último, me dejaría dejaros una última reflexión. Se trata de una cita de Pablo Neruda:

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.